¿Cómo influye el estrés en la salud bucodental?

¿Cómo influye el estrés en la salud bucodental?

El estilo de vida de cada persona tiene repercusiones en su salud, también en la de su boca. Las situaciones de estrés pueden acabar derivando en algunas patologías como la gingivitis, las caries, las aftas y el bruxismo.

En muchas ocasiones, asumimos el estrés como algo que forma parte de nuestra vida cotidiana y no le ponemos solución. Pero los expertos aconsejan que tratemos de combatir este tipo de situaciones porque no son saludables. Algunas de las pautas más básicas a seguir dentro de nuestro hábitos cotidianos son: seguir una alimentación saludable, respetar las horas de sueño, buscar ratos de descanso durante el día y practicar deporte.

Y es que el estrés, además de no desaparecer si no lo tratamos adecuadamente, puede desencadenar en otras patologías. Con respecto a nuestra boca, una de las más comunes es el bruxismo. Esa acción repetida de apretar o rechinar nuestros dientes se traduce en molestias en las encías, dolores en las muelas y desgastes de los dientes y las mandíbulas.

La gingivitis, causada por la inflamación de las encías, también está asociada frecuentemente con casos de estrés. Al igual que las caries, que pueden aparecer como consecuencia del descenso del flujo de saliva en nuestra boca derivada de una situación de estrés.

Por último, no debemos olvidarnos de las aftas o llagas, que también pueden aparecer a raíz de un debilitamiento inmunológico relacionado con el estrés.

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Nombre:
E-mail: (No publicado)
Comentario: